martes, 1 de junio de 2010

LA AVIACION Y EL CORPUS EN GRANADA

Una cartelería fina y unos programas de mano de ensueño.

Tiempos de Corpus de 1914. Una cartelería fina la de esta década y unos programas de mano de ensueño. Una sociedad granadina refinada y amante de los deportes. Un programa de fiestas con espectáculos populares y unos organizadores que anhelan ver anunciados en sus programas de fiesta, como mínimo, “tres corridas de toros y dos tardes de aviación…”

2

Bleriot XI

Así fue como empezó la actividad aérea granadina en el hipódromo de Armilla: Como espectáculo de feria, como curiosa novedad para atraer público.

Los periódicos de Granada afirmaban que “las tardes de aviación son otro de los números que no deben faltar del programa de festejos, como ejemplo de cultura y como medio eficacísimo para atraer a nuestra ciudad enorme contingente de forasteros”.


“Casi puede decirse que es un espectáculo desconocido en Granada y sin miedo puede afirmarse que contratando buenos aviadores, ha de ser uno de los números que más animación de a nuestra capital”.

4Belle Époque hasta en los comic

Así, y ante el apetitoso reclamo, fueron llegando una escogida panoplia de aviadores pioneros y sus locos cacharros. Veamos pues estas locas vicisitudes en aquel año y quienes fueron sus protagonistas:

Quizás Hedilla fuera el más famoso. Dicen las crónicas que embarcó su Vendôme en el ferrocarril y marcharon ambos para Granada para participar en la semana de Aviación que había convocado el Ayuntamiento, para dar realce a la fiesta del Corpus que iban a realizarse en el Hipódromo de Armilla, convertido en aeródromo.


Allí fueron llegando Julio Adaro con su monoplano Deperdussin con motor Gnôme de 80 hp, Manuel Menéndez también con Deperdussin con motor de 50 hp, Salvador Hedilla con su Vendôme, el belga Henry Tixier con su Bleriot XI con su motor Gnôme de 50 hp y el francés Jean Mauvais con su biplano Sánchez Besa con motor Renault de 70 hp.



3

Salvador Hedilla en su Monocoque II
.
Las pruebas comenzaron el miércoles 17 de junio con una prueba de clasificación. El viernes 19 se realizaron las pruebas de velocidad con un recorrido entre el hipódromo de Armilla y la Torre de la Vela, cubriéndolo dos veces y por último el viernes 19 se realizó la prueba de precisión en la cual los pilotos ascendían a 600 metros, realizaban tantas vueltas en espiral como pudieran y realizaban un aterrizaje de precisión, cuya referencia era una sábana blanca, sujeta en el suelo.

Hedilla, debido al mal funcionamiento de su motor, solo pudo obtener el cuarto puesto en la clasificación general, por lo cual recibió 2.000 pesetas, según estaba establecido como premio por su clasificación.

BiplanoSanchezBesa2 Jean Mauvais y su biplano "Sánchez Mesa"

NITO

.

1 comentario:

Manuel Espadafor dijo...

Aquellos eran tiempos de "altos vuelos" de verdad, porque había que echarle... para montarse en esos "cacharros"